Cómo aliviar el dolor de los nervios en la EM

La esclerosis múltiple provoca muchos síntomas, como pérdida de movilidad, fatiga y dolor. Sin embargo, hay muchos remedios naturales y recetados que pueden ayudar a disminuir el impacto del dolor.

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad crónica, a menudo incapacitante, que afecta al sistema nervioso central. En ella, se interrumpe el flujo de señales neurológicas entre el cerebro y el cuerpo.

El dolor es un síntoma muy común de la EM. De hecho, un estudio reveló que casi el 67% de los encuestados con EM experimentaban dolor.

Este artículo se centra en los remedios naturales que las personas pueden probar en casa para ayudar a controlar el dolor de la EM.

Masajes y compresas calientes para piernas y brazos

Estudios apoyan el uso de la terapia de masaje para tratar el dolor de la EM.

La presión en el cuerpo como resultado de la inmovilidad, la espasticidad o el estrés puede contribuir al dolor en las extremidades. Sin embargo, la terapia de masaje puede ser útil para mejorar la función de las piernas de las personas con EM.

Un estudio muestra que los tratamientos de terapia de masaje pueden reducir significativamente el dolor en las piernas y mejorar la salud personal general de las personas con EM.

Los investigadores se propusieron determinar si la terapia de masaje tiene un impacto en la funcionalidad de las piernas.

La conclusión es que, aunque la terapia de masaje puede mejorar la movilidad al reducir el dolor, estos efectos son temporales.

Los masajes ayudan a disminuir el dolor al reducir la tensión en los receptores del dolor y estimular la liberación de endorfinas.

Los masajes también son relajantes por naturaleza. Pueden aliviar los sentimientos de estrés y ansiedad, que pueden afectar significativamente a la calidad de vida.

Caminar, si es posible, es otra forma de aliviar el dolor en las piernas.

Algunas personas con EM dicen sentir una sensación de ardor o dolor en los brazos. Los médicos pueden llamar a estas sensaciones «disestesias». La aplicación de una compresa caliente en la piel de la zona puede mejorar la sensación de ardor o dolor.

Cómo tratar los pies calientes

Una condición que los médicos llaman «eritromelalgia» es un síntoma doloroso de la EM que afecta a los pies. Los pies pueden sentirse tensos o hinchados, así como tener una sensación de ardor.

Algunos remedios para los pies calientes son:

  • usar calcetines de presión
  • colocar una compresa fría o caliente sobre la piel
  • nadar, si es posible
  • remojar los pies en agua tibia o fría
  • elevar los pies

Ejercicios para el dolor de manos

El entumecimiento, el hormigueo o el dolor en las manos es un síntoma común de la EM. Los síntomas que afectan a las manos provocan una menor funcionalidad y una mayor dificultad para realizar las tareas cotidianas.

Las personas con EM que sienten dolor o entumecimiento en las manos pueden probar los siguientes ejercicios para recuperar la función y la fuerza en ellas:

Flexión y extensión de los dedos

  • Comenzar con la palma de la mano hacia abajo y los dedos relajados.
  • Cerrar el puño.
  • Enderezar los dedos.

Abducción y aducción del pulgar.

    • Comenzar con la palma de la mano hacia el cuerpo de manera que el pulgar apunte hacia el techo.
    • Doblar el pulgar hacia la palma.

Enderezar el pulgar.

Abducción y aducción de los dedos

    • Comenzar con la palma de la mano hacia abajo y los dedos relajados.
    • Separar los dedos.

Vuelve a juntar los dedos.

Flexión lateral de la muñeca

  • Comenzar con la palma de la mano hacia abajo.
  • Manteniendo el brazo quieto, mueve la mano de lado a lado.

Flexión y extensión de la muñeca

Los estiramientos de la mano y la muñeca pueden ayudar a tratar el entumecimiento u hormigueo.

    • Comienza con la palma de la mano hacia arriba.
    • Manteniendo el brazo inmóvil, doble la muñeca de manera que los dedos apunten hacia el techo.

Vuelve a colocar la muñeca en su posición original con la palma hacia arriba.

Doblar la muñeca en la dirección opuesta, de modo que los dedos apunten hacia abajo y la palma de la mano se aleje del cuerpo.

La Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple ofrece una lista completa de estiramientos centrados en zonas específicas del cuerpo.

Ejercicio ligero y estiramientos para el dolor de espalda

Normalmente, los profesionales sanitarios aconsejan a las personas con EM que limiten su actividad física para ayudar a reducir síntomas como la fatiga. Sin embargo, investigaciones recientes demuestran que ejercicios ligeros como el yoga y el pilates pueden ser útiles para controlar los síntomas.

Tanto el yoga como el pilates incorporan movimientos que estiran y fortalecen el cuerpo. Son formas flexibles de ejercicio que las personas pueden adaptar a sus necesidades.

Algunas investigaciones sugieren que el yoga es una herramienta eficaz para controlar el dolor de espalda crónico.

Según la Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple, la práctica del yoga puede dar a las personas con EM las herramientas para manejar mejor las tareas cotidianas como el equilibrio, el caminar y el sentarse.

Un pequeño estudio de 12 semanas de 2015 evaluó cómo el yoga a corto plazo afecta a los síntomas de la EM. Los resultados de este estudio indicaron que el yoga a corto plazo puede conducir a mejoras en la fatiga, el equilibrio, la longitud del paso y la velocidad de la marcha.

Otro estudio, esta vez de 2013, siguió a personas con EM que participaron en un programa de Pilates de 12 semanas. Al final del programa, los participantes reportaron mejoras en su postura y menos dolor en los hombros y la espalda.

Manejo del dolor en general

Las personas con EM pueden controlar su dolor realizando actividades físicas ligeras como la natación, el aeróbic acuático, los paseos y los estiramientos.

Hacer algunos cambios en la dieta y el estilo de vida también puede ayudar a reducir el dolor. Los estudios sugieren que puede haber una asociación entre la deficiencia de vitamina D y el dolor muscular. Sin embargo, se necesitan más estudios para determinar si tomar vitamina D adicional puede ayudar con el dolor relacionado con la EM.

La vitamina D desempeña un papel importante en la función y el mantenimiento de los músculos. También produce efectos antiinflamatorios que pueden reducir el dolor muscular.

Las personas pueden aumentar el consumo de vitamina D y de calcio incrementando su ingesta diaria de alimentos ricos en vitamina D y en calcio.

Algunos de estos alimentos son:

  • leche
  • huevos
  • pescado
  • verduras

El estilo de vida juega un papel importante en el manejo de los síntomas de la EM. Algunos de los remedios naturales para el dolor mencionados anteriormente se centran en reducir el estrés, que puede desencadenar los síntomas de la EM.

Las actividades relajantes, como los masajes y el yoga, se centran específicamente en disminuir el estrés emocional liberando la tensión física del cuerpo.

Otras formas de reducir el estrés son la meditación, los ejercicios de respiración lenta y el asesoramiento.

Medicación y tratamientos

Los medicamentos de venta libre pueden ayudar a aliviar el dolor general de la EM.

Los remedios de este artículo no son tratamientos primarios para la EM. Las personas deben utilizar estos remedios junto con sus programas de tratamiento actuales.

Existen medicamentos recetados para ayudar a reducir el dolor de la EM.

Según la Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple, un médico puede recetar uno de los siguientes medicamentos para aliviar el dolor y la picazón:

  • hidroxizina (Atarax)
  • fenitoína (Dilantin)
  • amitriptilina (Elavil)
  • clonazepam (Klonopin)
  • gabapentina (Neurontin)
  • nortriptilina (Pamelor o Aventyl)
  • carbamazepina (Tegetrol)

Probar analgésicos de venta libre, como el ibuprofeno, puede ser beneficioso.

Los tratamientos de acupuntura también pueden reducir el dolor. La acupuntura es una técnica que se practica en la medicina tradicional china.

Consiste en insertar agujas muy finas en la piel en puntos específicos del cuerpo. Algunos estudios sugieren que la acupuntura del cuero cabelludo puede reducir el dolor de la EM.

Conclusiones

El dolor es una realidad para muchas personas que viven con EM. Sin embargo, hay muchos tratamientos médicos y naturales disponibles para ayudar a controlar los síntomas.

Los estiramientos, el ejercicio aeróbico ligero y los cambios en el estilo de vida pueden reducir el dolor y mejorar significativamente los síntomas de la EM. Mejorar los factores psicológicos, como el estrés y la depresión, también puede tener un impacto positivo en los síntomas de la EM.

Con la ayuda de un profesional médico, las personas con EM pueden trabajar en el desarrollo de un sistema para controlar sus síntomas y mejorar su calidad de vida en general.

Las personas que tienen EM deberían considerar la posibilidad de hablar con su médico si experimentan dolor en una nueva zona del cuerpo o si su dolor está empeorando.

Descubre más recursos para vivir con EM descargando la aplicación gratuita MS Healthline. Esta aplicación proporciona acceso a contenidos de expertos sobre la EM, así como apoyo entre pares a través de conversaciones individuales y discusiones de grupo en vivo. Descargue la aplicación para iPhone o Android.

Citas/Consultas