Cómo tratar la neuropatía periférica de forma natural

Los nervios periféricos envían información al cerebro y a la médula espinal. Los daños en estos nervios pueden afectar a su señalización, dando lugar a una serie de sensaciones dolorosas o inusuales. Los médicos llaman a este daño neuropatía periférica.

Las personas con neuropatía periférica pueden experimentar hormigueos dolorosos, sensaciones de frío y calor o dolores punzantes en la zona afectada.

Como la neuropatía suele afectar a las manos y los pies, los síntomas pueden comenzar en estas zonas. Sin embargo, los nervios periféricos están por todo el cuerpo, por lo que es posible que los síntomas se presenten en otras partes y que se presenten varios síntomas en varias localizaciones.

Algunos tratamientos naturales pueden ayudar a aliviar algunos de los síntomas. En algunos casos, las intervenciones naturales pueden ayudar a prevenir mayores daños en los nervios.

A continuación, descubre seis de estos tratamientos naturales, así como más información sobre la enfermedad.

1. Ejercicio

El ejercicio regular puede ayudar a reducir los síntomas de la neuropatía periférica.

El ejercicio favorece el tono muscular, y esto puede reducir algunos síntomas de la neuropatía.

El ejercicio también puede ayudar a combatir varios problemas de salud que causan neuropatía. Por ejemplo, la diabetes puede provocar una neuropatía periférica. El ejercicio ayuda al cuerpo a controlar los niveles de azúcar en sangre, lo que puede reducir el riesgo de diabetes y sus complicaciones.

Además, el ejercicio reduce la presión sobre los vasos sanguíneos periféricos, lo que puede beneficiar a las personas con riesgo de neuropatía.

2. Cambios en la dieta

La diabetes es una de las principales causas de neuropatía periférica. Los cambios dietéticos que reducen los niveles de azúcar en sangre de una persona pueden aliviar los síntomas de la neuropatía o potencialmente prevenirla.

Una dieta rica en fibra y baja en carbohidratos simples puede prevenir los picos de azúcar en la sangre. Además, evitar los siguientes alimentos puede ayudar:

  • productos de pan blanco, incluidas las pastas
  • los dulces
  • aperitivos procesados

Otros cambios en la dieta pueden beneficiar a las personas con neuropatía periférica, tengan o no diabetes.

Pruebe lo siguiente:

    • comer alimentos ricos en antioxidantes, como arándanos, nueces, pescados grasos y aceite de linaza, que pueden combatir la inflamación
    • comer alimentos ricos en fibra y alimentos que el cuerpo absorbe lentamente, como ciertas verduras, frutas y frutos secos
    • comer menos de 2.300 miligramos de sodio al día
    • limitar las grasas saturadas y trans

reducir o eliminar el consumo de alcohol

Conozca más sobre los beneficios para la salud de los antioxidantes aquí.

3. Dejar de fumar

Fumar es un factor de riesgo para la neuropatía periférica porque estrecha y daña los vasos sanguíneos periféricos.

También puede empeorar los síntomas de este daño nervioso, incluso cuando otra condición o factor de estilo de vida es la causa principal de la neuropatía.

Dejar de fumar puede mejorar el flujo sanguíneo, lo que conduce a unos vasos sanguíneos más sanos.

ENCUESTA DE LOS LECTORESPor favor, responda a una encuesta rápida de 1 minuto

4. Vitaminas

Hay una serie de suplementos disponibles que pueden ayudar a tratar la neuropatía periférica.

Una serie de vitaminas y suplementos pueden favorecer la salud de los nervios y aliviar los síntomas de la neuropatía periférica.

Según la Fundación para la Neuropatía Periférica, estos incluyen:

  • Vitaminas del complejo B : La deficiencia de B-12 puede dañar el revestimiento protector de los nervios, mientras que la deficiencia de B-9 también puede perjudicar la salud de los nervios. La administración de suplementos de B-1, B-6 y B-12 puede ayudar a aliviar el dolor neuropático en personas con estas deficiencias.
  • Vitamina E : La vitamina E es un antioxidante, y los alimentos ricos en esta vitamina pueden reducir la inflamación que provoca el daño nervioso. La vitamina E también puede ayudar con algunos síntomas de la neuropatía, como el ardor y el hormigueo.
  • Acetil-l-carnitina (ALC) : Algunas investigaciones indican que la ALC puede ayudar con la neuropatía resultante de la quimioterapia.
  • Ácido alfa-lipoico : El ácido alfa-lipoico puede aliviar el dolor de las quemaduras en personas con diabetes. Sin embargo, los médicos no saben si es seguro o eficaz para las personas con neuropatía relacionada con la quimioterapia.
  • Ácidos grasos omega-3 : Los pescados grasos son ricos en ácidos grasos omega-3. Estas grasas saludables pueden ayudar a reducir la inflamación y favorecer la salud del sistema nervioso, previniendo potencialmente la neuropatía o aliviando los síntomas.
  • N-acetilcisteína : Es un antioxidante que podría reducir las sensaciones de dolor. En un estudio realizado en ratas, bloqueó ciertas enzimas que pueden provocar dolor neuropático.
  • Magnesio y calcio : Cuando una persona los toma juntos, el magnesio y el calcio pueden ayudar con los calambres musculares, que exacerban las molestias de la neuropatía. Sin embargo, las dosis altas pueden provocar diarrea.
  • Glutamina : Se trata de un aminoácido no esencial que puede ayudar a proteger el sistema nervioso, pero la comprensión plena de sus efectos requerirá más investigación.

5. Técnicas de relajación

Las técnicas de relajación pueden ayudar a una persona a manejar mejor el dolor de la neuropatía. La respiración profunda, la meditación y la relajación progresiva pueden ofrecer cierto alivio.

Algunas técnicas de relajación, como el yoga, el tai chi y la mezcla de estiramientos, pueden reducir el estrés y mejorar la postura, aliviando algunos de los efectos dolorosos de la neuropatía.

Conozca más sobre los diferentes tipos de meditación y sus beneficios aquí.

6. Medicina alternativa

Algunas personas con neuropatía periférica prueban la medicina alternativa, incluyendo la acupuntura, las técnicas quiroprácticas y las modalidades basadas en la energía, como el reiki.

Los investigadores todavía tienen que estudiar a fondo estos métodos. Actualmente, hay pocas pruebas convincentes que sugieran que funcionan.

Para sacar el máximo partido a la medicina alternativa, intenta combinarla con los tratamientos tradicionales, como la medicación y el ejercicio.

Consejos para la prevención

Muchos de los cambios en el estilo de vida que pueden aliviar los síntomas de la neuropatía periférica también pueden prevenirla. Entre ellos se encuentran el ejercicio, una dieta variada y saludable y el mantenimiento de un peso corporal saludable.

Algunas otras estrategias que pueden ayudar son:

  • recibir tratamiento para condiciones médicas, como la diabetes, que pueden causar neuropatía
  • controlar los niveles de glucosa en sangre mediante la dieta, el ejercicio y la medicación
  • evitar el consumo excesivo de alcohol
  • dejar de fumar

Cuándo acudir al médico

Si una persona tiene síntomas de neuropatía, debe hablar con su médico.

Muchos problemas de salud pueden causar neuropatía, incluyendo:

  • infecciones
  • lesiones físicas
  • diabetes
  • enfermedades autoinmunes
  • problemas renales y hepáticos
  • cáncer

Además, ciertos medicamentos, incluidos algunos fármacos de quimioterapia, pueden provocar neuropatía.

Cualquier persona que desarrolle hormigueo, dolor, entumecimiento o sensaciones inusuales en los pies o las manos debe acudir al médico rápidamente, especialmente si tiene diabetes.

No se autodiagnostique ni se automedique la neuropatía. Obtener el diagnóstico y el tratamiento adecuados puede evitar que la neuropatía empeore.

Cualquier persona con un diagnóstico de neuropatía debe llamar a un médico si:

  • los síntomas empeoran repentinamente
  • el dolor de la neuropatía se vuelve intenso
  • el dolor u otros síntomas se extienden a otra zona del cuerpo
  • tienen llagas o lesiones en los pies
  • tienen hinchazón, fiebre u otros signos de infección

Conclusiones

La neuropatía periférica implica un daño en los nervios periféricos. Puede tener múltiples causas, incluyendo la diabetes.

La neuropatía periférica puede ser frustrante, dolorosa y difícil de tratar: la prevención es la clave. Cualquiera que padezca una enfermedad relacionada con la neuropatía debe informarse sobre las formas de reducir su riesgo. Un médico puede proporcionar esta información.

Hay una serie de intervenciones naturales que pueden ayudar a prevenir o tratar la neuropatía periférica, como mantener una dieta equilibrada y saludable, hacer ejercicio y dejar de fumar.

Las personas con neuropatía periférica pueden tener que probar varios tratamientos, o una combinación, antes de encontrar la opción más eficaz. Pregunte a su médico sobre las diferentes estrategias.

La mayoría de las personas con neuropatía periférica descubren que los ajustes en el estilo de vida ayudan a mejorar los síntomas.

Citas/Consultas