Tratamiento Hiperqueratosis Plantar

Callos, durezas, eccemas…¿Cómo podemos prevenirlos o tratarlos?

¿Qué es la hiperqueratosis plantar?

Es una afección cutánea que ocurre cuando la piel de una persona se vuelve más gruesa de lo normal. El cuerpo puede producir queratina extra como resultado de la inflamación o como respuesta protectora a la presión, también se puede dar el caso de que ocurra como resultado de una condición genética.

En la mayoría de los casos, la hiperqueratosis plantar es la respuesta de la piel al roce o irritación. Por ejemplo, un callo en sus manos o pies es una forma de hiperqueratosis. Normalmente la hiperqueratosis se pueden tratar con medidas preventivas y medicamentos.

Síntomas de la hiperqueratosis plantar

La hiperqueratosis plantar puede tener una variedad de síntomas. Sin embargo, todos los síntomas involucran un área de piel áspera o irregular. Algunos síntomas de las causas más comunes de hiperqueratosis incluyen:

  • Callos: Es un área de piel engrosada que generalmente ocurre en los pies, pero que también puede crecer en los dedos. Suele ser de grosor uniforme.
  • Durezas: Una lesión que normalmente se  desarrolla en o entre los dedos de los pies. Generalmente tiene una área central de queratina muy dura con un anillo externo de tejido duro que es ligeramente más suave.
  • Eccema: Esta afección causa enrojecimiento y picazón en la piel que puede aparecer en forma de parches o como pequeñas protuberancias.

Algunos tipos de hiperqueratosis

  • Hiperqueratosis epidermolítica: Esta afección suele afectar a los bebés y puede causar enrojecimiento de la piel así como ampollas. A medida que el bebé crece, es posible desarrollar áreas de piel engrosada (hiperqueratosis), particularmente sobre las articulaciones.
  • Psoriasis en placas: Esta condición puede causar una acumulación de células de la piel que a menudo son plateadas y escamosas.

Con la excepción de los callos y callosidades, la mayoría de las formas de hiperqueratosis no son dolorosas.

Cómo tratar la hiperqueratosis plantar

Los tratamientos para la hiperqueratosis dependen del paciente y están condicionados por el criterio y diagnóstico del médico. Pero podemos decir que Existen remedios caseros y tratamientos médicos.

Algunas de las maneras de evitar las lesiones de hiperqueratosis, como callos o callosidades incluyen:

  • Usar zapatos cómodos que se ajusten bien. El uso de almohadillas sobre callos o callosidades también puede ofrecer mayor protección.
  • Evitar andar descalzo en áreas propensas a hongos, como vestuarios, gimnasios o piscinas.
  • Evitar las condiciones ambientales que se sabe que contribuyen al eccema, como el aire seco, los jabones altamente perfumados o perfumados, los productos químicos agresivos o las temperaturas extremadamente calientes o frías.
  • Evitar los desencadenantes de las alergias, como la caspa de las mascotas y el polen, que pueden causar inflamación de la piel.

En caso de afecciones poco severas, tu médico puede recetarte medicamentos tales como cremas para tratar de paliar la hiperqueratosis. Si padeces una afección que causa heridas que son más severas , como verrugas, debes consultar a tu médico.

Reconcíliate con tus pies ¡Contacta!

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Teléfono (requerido)

Indícanos mejor hora de contacto:

Cuéntanos brevemente que le ocurre a tus pies: