¿Por qué tengo los pies hinchados?

Una persona puede tener los pies hinchados por varias razones. Algunas causas, como una lesión menor, son aparentes y fáciles de tratar. Otras, sin embargo, pueden ser signos de una condición de salud subyacente grave que necesita atención médica inmediata.

A continuación, echamos un vistazo a algunas de las razones por las que los pies de una persona pueden aparecer hinchados, cuándo se debe hablar con un médico y lo que podría implicar el tratamiento.

1. Edema

El edema se refiere a la hinchazón que resulta de un líquido atrapado.

El edema es el término médico para la hinchazón que se produce cuando el líquido queda atrapado en los tejidos del cuerpo. Suele afectar a las piernas y los pies, pero también puede producirse en otras partes del cuerpo, como la cara o el abdomen.

Otros signos de edema son:

  • piel brillante y estirada sobre la zona afectada
  • piel que se queda con hoyuelos después de presionarla
  • malestar y reducción de la movilidad
  • tos o dificultad para respirar, si afecta a los pulmones

Tratamiento

El edema puede desaparecer por sí mismo, o puede haber una causa subyacente que necesite tratamiento médico.

Los remedios caseros incluyen el uso de medias de apoyo, la reducción de la ingesta de sal y acostarse elevando las piernas por encima del pecho.

Si la hinchazón no mejora, la persona debe hablar con su médico para comprobar si hay alguna causa subyacente.

2. Lesión en el pie o en el tobillo

Un traumatismo en el pie o en el tobillo puede causar hinchazón en esta zona del cuerpo.

Por ejemplo, un esguince de tobillo, que se produce cuando los ligamentos se estiran en exceso, podría provocar la hinchazón del pie.

Tratamiento

Para tratar una lesión en el pie o en el tobillo, la persona debe elevar el pie cuando sea posible y tratar de no cargar peso sobre la pierna afectada.

Utilizar una bolsa de hielo o un vendaje de compresión puede ayudar a reducir la hinchazón, y los analgésicos de venta libre pueden ayudar a aliviar las molestias.

Si la hinchazón y el dolor no desaparecen, es posible que la persona tenga que acudir al médico para descartar un daño más grave.

3. Embarazo

Un síntoma común del final del embarazo es que los pies y los tobillos se hinchen. Esta hinchazón se debe a la retención de líquidos y al aumento de la presión sobre las venas.

Remedios caseros

Para tratar los pies hinchados durante el embarazo, las mujeres pueden elevar los pies siempre que sea posible, llevar un calzado cómodo y de apoyo, y evitar estar de pie durante períodos prolongados.

Mantenerse fresca, evitar la sal y aumentar la ingesta de agua puede ayudar a reducir la retención de líquidos. El uso de ropa de apoyo, como mallas o medias de compresión, también debería reducir las molestias y ayudar a disminuir la hinchazón.

4. Preeclampsia

Si la hinchazón durante el embarazo aparece repentinamente y es grave, podría ser un signo de preeclampsia. Se trata de una enfermedad que puede aparecer durante el embarazo o inmediatamente después del parto. Los síntomas incluyen la presencia de proteínas en la orina, una rápida y excesiva retención de líquidos y una presión arterial alta.

Se trata de una afección grave que suele producirse en la última mitad del embarazo y que puede evolucionar hacia la eclampsia, que es aún más peligrosa y constituye una emergencia médica.

Los signos de la preeclampsia incluyen:

    • hinchazón severa
    • dolores de cabeza
    • mareos
    • náuseas y vómitos
    • cambios en la visión

micción menos frecuente

Tratamiento

Si una mujer embarazada experimenta alguno de estos síntomas, debe hablar con su médico o matrona inmediatamente.

5. Factores del estilo de vida

Algunos factores del estilo de vida también pueden provocar la hinchazón de los pies. Estos factores incluyen:

  • tener un estilo de vida sedentario
  • tener sobrepeso
  • llevar zapatos que no le quedan bien

Remedios caseros

Hacer ejercicio con regularidad y mantener un peso saludable puede reducir el riesgo de pies hinchados.

Otras formas de aliviar los pies hinchados son:

  • beber mucha agua
  • usar calcetines o medias de compresión
  • remojar los pies en agua fresca
  • elevar los pies por encima del corazón regularmente
  • mantenerse activo
  • perder peso si hay sobrepeso
  • seguir una dieta saludable y vigilar el consumo de sal
  • masajear los pies
  • comer más alimentos ricos en potasio, ya que pueden ayudar a reducir la retención de líquidos

6. Un efecto secundario de la medicación

Los esteroides pueden causar hinchazón en los pies.

Tomar ciertos medicamentos puede hacer que los pies se hinchen, sobre todo si provocan retención de líquidos.

Los medicamentos que pueden provocar la hinchazón de los pies son:

    • hormonas, como el estrógeno y la testosterona
    • bloqueadores de los canales de calcio que ayudan a controlar la presión arterial
    • esteroides, tanto androgénicos como anabólicos, y corticosteroides
    • antidepresivos
    • antiinflamatorios no esteroideos

medicamentos para ayudar a controlar la diabetes

Cualquier persona que piense que su medicación está provocando la hinchazón de los pies debe hablar con un médico, que puede modificar la dosis o prescribir un tipo diferente de medicación.

7. Alcohol

El alcohol puede hacer que el cuerpo retenga un exceso de agua, haciendo que los pies se hinchen. Si la hinchazón se prolonga durante más de dos días, la persona debe concertar una cita con su médico.

La hinchazón recurrente de los pies después de beber alcohol puede ser un signo de un problema subyacente con el corazón, el hígado o los riñones.

Remedios caseros

Elevar los pies por encima del corazón, beber mucha agua y reducir la ingesta de sal puede ayudar a minimizar la hinchazón. Sumergir los pies en agua fría también puede aliviar los síntomas.

ENCUESTA DE LOS LECTORESPor favor, responda a una rápida encuesta de 1 minuto

8. Tiempo caluroso

Cuando hace calor, los pies pueden hincharse porque sus venas se expanden para enfriar el cuerpo. Este proceso puede hacer que el líquido se filtre al tejido circundante. El líquido también puede acumularse en los tobillos y los pies.

Remedios caseros

Beber mucha agua y llevar un calzado cómodo y bien ajustado que permita cierta ventilación puede ayudar a evitar que los pies se hinchen cuando hace calor.

9. Infección

Una infección puede causar hinchazón en los pies y los tobillos. Las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de que una infección afecte a sus pies, por lo que deben permanecer atentos a cualquier cambio en esta parte del cuerpo, como la aparición de ampollas y llagas.

Tratamiento

El médico suele recetar antibióticos para tratar las infecciones.

10. Insuficiencia venosa

La insuficiencia venosa se produce cuando la sangre de una persona no puede fluir alrededor del cuerpo correctamente. Esto se debe a que las válvulas dañadas provocan que la sangre se filtre por los vasos y a la retención de líquidos en la parte inferior de las piernas, especialmente alrededor de los pies y los tobillos.

Los signos de insuficiencia venosa incluyen:

  • dolor de piernas
  • cambios en la piel, como descamación
  • aparición de nuevas varices
  • úlceras en la piel
  • infección

Tratamiento

Una persona que experimenta cualquier signo de insuficiencia venosa debe pedir una cita con su médico lo antes posible.

Para tratar la insuficiencia venosa, el médico puede recomendar algunos cambios en el estilo de vida, como hacer ejercicio para ayudar a mantener el bombeo de la sangre por el cuerpo de forma eficiente. Las medias de compresión y la medicación para prevenir los coágulos también pueden ayudar.

En algunos casos, el médico puede sugerir una intervención quirúrgica para intentar reparar las válvulas dañadas.

11. Coágulo de sangre

Los coágulos de sangre se producen cuando la sangre no fluye correctamente por el cuerpo, lo que hace que las plaquetas se peguen.

Si los coágulos de sangre se desarrollan en las venas de las piernas, pueden impedir que la sangre regrese al corazón. Esto puede hacer que los tobillos y los pies se hinchen.

La trombosis venosa profunda (TVP) se produce cuando se forman coágulos de sangre en la profundidad de las piernas. La TVP es una afección grave que puede causar una obstrucción en las principales venas de las piernas. En algunos casos, los coágulos pueden desprenderse y llegar al corazón o a los pulmones.

Los signos de la TVP incluyen:

  • hinchazón en una pierna
  • dolor o molestias en la pierna
  • fiebre baja
  • cambios de color en la pierna

Tratamiento

Si una persona nota cualquier signo de TVP, debe buscar atención médica urgente. Un médico puede recetar medicamentos anticoagulantes para tratar los coágulos de sangre.

Las personas pueden ayudar a prevenir los coágulos sanguíneos utilizando mallas, medias de compresión o ropa holgada alrededor de los tobillos.

Otros métodos de prevención son mantenerse activo y reducir el consumo de sal. También es mejor evitar estar de pie o sentado, especialmente con las piernas cruzadas, durante períodos prolongados.

12. Linfedema

Los tratamientos para el linfedema se centran en el drenaje del exceso de líquido.

El sistema linfático ayuda al cuerpo a deshacerse de sustancias no deseadas, como bacterias y toxinas. El linfedema se produce cuando el líquido linfático se acumula en los tejidos como resultado de problemas con los vasos linfáticos.

Si los vasos linfáticos están dañados o ausentes, el líquido linfático puede acumularse y provocar infecciones, una lenta cicatrización de las heridas e incluso deformidades.

Las personas que se someten a radioterapia o a la extirpación de ganglios linfáticos tienen un mayor riesgo de sufrir linfedema. Cualquier persona que se haya sometido a un tratamiento contra el cáncer y experimente hinchazón debe ponerse en contacto con su médico inmediatamente.

Además de la hinchazón de los pies, los signos de linfedema incluyen:

  • infecciones recurrentes
  • alteración del movimiento
  • dolor
  • sensación de tirantez o pesadez
  • engrosamiento de la piel

Tratamiento

Las opciones de tratamiento para el linfedema incluyen ejercicios y masajes específicos, que pueden ayudar a drenar el exceso de líquido. El uso de vendas o prendas de compresión también puede ser beneficioso.

13. Enfermedad cardíaca

La hinchazón de los pies podría ser un signo de enfermedad cardíaca o de insuficiencia cardíaca. Si el corazón está dañado, no puede bombear sangre al corazón de forma eficiente.

La insuficiencia cardíaca derecha puede hacer que el cuerpo retenga sal y agua, lo que provoca la hinchazón de los pies.

Además de la hinchazón de piernas, tobillos y pies, los síntomas de la insuficiencia cardíaca incluyen:

  • dificultad para respirar, especialmente al hacer ejercicio o al acostarse
  • latidos rápidos del corazón
  • debilidad
  • fatiga
  • tos o sibilancias
  • flema blanca o rosada, teñida de sangre
  • hinchazón abdominal
  • aumento rápido de peso por retención de líquidos
  • pérdida de apetito
  • náuseas o vómitos
  • dificultad para concentrarse o confusión

Tratamiento

Si una persona experimenta alguno de los síntomas anteriores, debe buscar atención médica inmediata.

Las opciones de tratamiento para la insuficiencia cardíaca incluyen medicamentos, dispositivos médicos para ayudar al corazón y cirugía.

14. Enfermedad renal

Las personas con riñones que funcionan mal pueden no ser capaces de eliminar los líquidos, que pueden acumularse en el cuerpo.

La enfermedad renal puede no presentar ningún síntoma hasta que es grave y los riñones empiezan a fallar. Los signos y síntomas de la insuficiencia renal incluyen:

  • micción menos frecuente
  • dificultad para respirar
  • somnolencia o fatiga
  • dolor o presión en el pecho
  • convulsiones
  • náuseas
  • confusión
  • coma

Tratamiento

Las opciones de tratamiento para la enfermedad renal incluyen medicamentos, una dieta baja en proteínas y suplementos de vitamina D y calcio.

Las opciones de tratamiento para la insuficiencia renal incluyen la diálisis o el trasplante de riñón.

15. Enfermedad hepática

La enfermedad hepática puede inhibir la producción de albúmina. La albúmina es una proteína que ayuda a impedir que la sangre salga de los vasos sanguíneos. La falta de albúmina significa que la sangre puede filtrarse, lo que hace que el líquido se acumule en las piernas y los pies, lo que puede provocar hinchazón.

Los síntomas de la enfermedad hepática incluyen:

  • ictericia, en la que la piel y los ojos se vuelven amarillos
  • orina oscura
  • aparición de hematomas con facilidad
  • pérdida de apetito
  • picor en la piel
  • falta de energía
  • náuseas o vómitos
  • abdomen sensible e hinchado
  • heces pálidas, sanguinolentas o de color alquitrán

Tratamiento

Para tratar la enfermedad hepática, el médico puede recetar medicamentos. También puede sugerir que se hagan cambios en el estilo de vida, como perder peso o reducir el consumo de alcohol.

En los casos más graves de enfermedad hepática, puede ser necesaria la cirugía.

Cuándo acudir al médico

Muchos casos de pies hinchados tienden a resolverse sin atención médica, aunque los remedios caseros y los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a reducir la hinchazón.

Si la hinchazón no desaparece o se produce de forma repetida, es esencial pedir una cita con un médico para determinar si existe una causa subyacente.

Si la hinchazón de los pies se produce junto con la falta de aire, el dolor en el pecho o la presión en el pecho, llame inmediatamente a los servicios de emergencia.

Lee este artículo en español.

Citas/Consultas