¿Qué es la neuropatía periférica?

La neuropatía periférica se refiere a un problema con los nervios periféricos. Estos nervios envían mensajes desde el sistema nervioso central, el cerebro y la médula espinal al resto del cuerpo.

Los nervios periféricos indican al cuerpo, por ejemplo, cuándo las manos están frías. Puede provocar hormigueo, pinchazos, entumecimiento y debilidad muscular en varias partes del cuerpo.

La neuropatía periférica puede afectar a una serie de nervios diferentes, por lo que puede repercutir en una variedad de lugares de diferentes maneras. Puede afectar a un solo nervio o a varios al mismo tiempo.

También se asocia a una serie de condiciones médicas subyacentes diferentes. A veces no hay una causa identificable.

Afecta a unos 20 millones de personas en los Estados Unidos (EE.UU.).

Datos rápidos sobre la neuropatía periférica

  • La neuropatía es una complicación común de una serie de condiciones médicas diferentes.
  • Puede afectar a los nervios autónomos, los nervios motores y los nervios sensoriales.
  • A veces afecta a un solo nervio o conjunto de nervios, por ejemplo, en la parálisis de Bell, que afecta a un nervio facial.
  • Los traumatismos físicos, las lesiones repetitivas, las infecciones, los problemas metabólicos y la exposición a toxinas y a algunos fármacos son posibles causas.
  • Las personas con diabetes tienen un alto riesgo de neuropatía.

Tratamiento

El síndrome del túnel carpiano es un ejemplo de mononeuropatía, que afecta a un solo nervio.

El tratamiento se dirige a la causa subyacente o tiene como objetivo proporcionar un alivio sintomático del dolor y prevenir daños mayores.

En el caso de la neuropatía diabética, el tratamiento de los niveles elevados de azúcar en sangre puede prevenir daños adicionales en los nervios.

En el caso de las causas tóxicas, eliminar la exposición a una supuesta toxina, o suspender un medicamento, puede detener un mayor daño nervioso.

Los medicamentos pueden aliviar el dolor y reducir el ardor, el entumecimiento y el hormigueo.

Tratamiento farmacológico del dolor neuropático

Los medicamentos que pueden ayudar incluyen:

    • medicamentos normalmente utilizados para la epilepsia, como la carbamazepina
    • antidepresivos, como la venlafaxina

analgésicos opiáceos, por ejemplo, oxicodona o tramadol

Los analgésicos opiáceos vienen con advertencias sobre los riesgos de seguridad.

El duloxet puede ayudar a las personas con neuropatía inducida por la quimioterapia.

Los médicos también pueden recetar parches cutáneos, como Lidoderm, para el alivio temporal y localizado del dolor. Contienen el anestésico local lidocaína. Los parches son como vendas, y se pueden cortar a medida.

La elección del fármaco debe tener en cuenta los medicamentos para otras afecciones, para evitar interacciones no deseadas.

Manejo de la neuropatía

Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno, pueden ayudar a controlar el dolor. Están disponibles sin receta médica.

Las pomadas y cremas tópicas, como la crema de capsaicina al 0,075 por ciento, que contiene chile, pueden aliviar el dolor. También existen parches.

Tratamiento de las mononeuropatías

Cuando la neuropatía está causada por la compresión de un solo nervio, el tratamiento es similar sea cual sea el nervio afectado. El enfoque depende de si la compresión es fija o transitoria.

Una parálisis del nervio cubital, radial o peroneo puede ser transitoria y reversible, simplemente evitando la causa de la compresión del nervio. Por ejemplo, una persona con parálisis del nervio cubital no debe apoyarse en el codo afectado.

Se puede aconsejar al paciente que descanse y que utilice calor y un tratamiento limitado de fármacos para reducir la inflamación.

En el síndrome del túnel carpiano, la terapia conservadora incluye entablillar la muñeca, medicamentos corticosteroides orales o inyectados y ultrasonidos.

Si una neuropatía de un solo nervio no responde a estas medidas, la cirugía puede ser una opción. La cirugía también puede ser necesaria si la compresión del nervio es fija, por ejemplo cuando está causada por un tumor.

La derivación a los servicios especializados en dolor o a una especialidad clínica relevante debe considerarse en cualquier fase si:

  • el dolor es intenso
  • el dolor limita significativamente las actividades diarias y la calidad de vida
  • una condición de salud subyacente está empeorando

Síntomas

Los síntomas varían según los tipos de neuropatía.

Neuropatía sensorial

La persona puede tener:

  • hormigueo y entumecimiento
  • pinchazos e hipersensibilidad
  • aumento del dolor o incapacidad de sentirlo
  • pérdida de la capacidad de detectar cambios de calor y frío
  • pérdida de coordinación y propiocepción
  • dolores ardientes, punzantes, lancinantes, punzantes, que pueden empeorar por la noche

También puede provocar úlceras en pies y piernas, infecciones y gangrena.

Neuropatía motora

Afecta a los músculos.

Los síntomas incluyen:

  • debilidad muscular, que provoca inestabilidad y dificultad para realizar pequeños movimientos, como abotonar una camisa.
  • desgaste muscular
  • espasmos y calambres musculares
  • parálisis muscular

Si los nervios autónomos se ven afectados, puede haber problemas de sudoración, intolerancia al calor, problemas intestinales o de la vejiga, y cambios en la presión sanguínea, lo que provoca mareos.

ENCUESTA DE LOS LECTORESPor favor, responda a una rápida encuesta de 1 minuto

Causas

Muchos tipos de neuropatía son «idiopáticos», o de causa desconocida, pero una serie de condiciones pueden desencadenarla.

La diabetes es la causa más común de neuropatía periférica crónica. Se produce cuando los niveles elevados de azúcar en sangre dañan los nervios.

Otras condiciones médicas y lesiones incluyen:

  • Enfermedad renal crónica: si los riñones no funcionan normalmente, un desequilibrio de sales y sustancias químicas puede causar una neuropatía periférica.
  • Lesiones: Los huesos rotos y los yesos apretados pueden ejercer presión directamente sobre los nervios.
  • Infecciones: El herpes zóster, la infección por VIH, la enfermedad de Lyme y otras pueden provocar daños en los nervios.
  • Síndrome de Guillain-Barré: Se trata de un tipo específico de neuropatía periférica, desencadenada por una infección.
  • Algunos trastornos autoinmunes: Entre ellos se encuentran la artritis reumatoide y el lupus eritematoso sistémico (LES).

Otras causas son:

    • la ingesta excesiva de alcohol
    • algunos medicamentos, por ejemplo, la quimioterapia y el tratamiento del VIH
    • las deficiencias de vitamina B12 o folato
    • venenos, como insecticidas y disolventes
    • algunos tipos de cáncer, como el linfoma y el mieloma múltiple

enfermedades crónicas del hígado

Los trastornos de los pequeños vasos sanguíneos pueden reducir el suministro de sangre a los nervios, lo que provoca daños en el tejido nervioso.

Los neuromas, tumores benignos que afectan al tejido nervioso, pueden provocar dolor neuropático.

Neuropatía diabética

La causa más común de neuropatía periférica es la diabetes. Alrededor del 60 al 70 por ciento de las personas con diabetes tienen algún grado de neuropatía.

Los niveles elevados de azúcar en sangre provocan daños en las paredes de los diminutos vasos sanguíneos que suministran oxígeno y nutrientes a los nervios de los extremos de las manos y los pies, y a los órganos esenciales del cuerpo, como los ojos, los riñones y el corazón.

Como resultado, no sólo se daña la piel, sino que la pérdida de sensibilidad aumenta aún más el riesgo de daños.

En Estados Unidos, la neuropatía diabética es la principal causa de problemas en los pies y de úlceras en las personas con diabetes. Se cree que alrededor de la mitad de las personas con diabetes tienen neuropatía diabética.

Tipos

El sistema nervioso es una compleja red de comunicaciones en la que interactúan diferentes tipos de nervios. La neuropatía periférica se refiere específicamente a un mal funcionamiento de los nervios periféricos.

Se han identificado más de 100 tipos de neuropatía, cada uno con sus propias causas y síntomas.

La neuropatía puede afectar al:

  • Nervios sensoriales : Estos nervios controlan la sensibilidad, y el daño puede causar hormigueo, dolor, entumecimiento o debilidad en los pies y las manos.
  • Nervios motores : Estos nervios permiten la fuerza y el movimiento, y los daños pueden causar debilidad en los pies y las manos.
  • Nervios autónomos : Estos nervios controlan sistemas corporales como el digestivo o el cardiovascular. Los daños pueden afectar al ritmo cardíaco, la presión arterial y otras funciones.

La mononeuropatía afecta a un solo nervio. En la polineuropatía, se ven afectados varios nervios.

Algunos ejemplos de neuropatía son:

    • la neuralgia postherpética, que puede seguir al herpes zóster. La neuropatía sensorial puede durar muchos meses después de la desaparición de la erupción.
    • parálisis del nervio cubital, tras una lesión en el codo
    • síndrome del túnel carpiano, una compresión de los nervios de la muñeca
    • parálisis del nervio peroneo, causada por la compresión de un nervio de la pierna que pasa por el cuello del peroné, o del hueso de la pantorrilla, entre la rodilla y el tobillo

Parálisis de Bell, una neuropatía de un solo nervio que afecta a la cara

Tratamientos naturales

Una compresa caliente o fría puede ayudar a aliviar las molestias.

Las medidas no farmacológicas incluyen:

    • usar tejidos que no irriten, como el algodón
    • cubrir las zonas sensibles con un apósito de plástico para heridas o un film transparente

utilizar compresas calientes o frías, a menos que el problema empeore con el calor o el frío

El alivio del estrés y otras terapias complementarias incluyen la meditación, las técnicas de relajación, el masaje y la acupuntura.

Algunas personas encuentran que el uso de una máquina de estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS) ayuda. Este dispositivo interrumpe los mensajes nerviosos mediante la administración de una pequeña corriente eléctrica. Su eficacia no ha sido confirmada por la investigación.

Cualquier suplemento debe consultarse primero con un médico.

Conclusiones

El pronóstico de la neuropatía periférica varía, dependiendo de la causa subyacente y de los nervios que se hayan dañado.

Algunos casos pueden mejorar con el tiempo si se trata la causa subyacente, pero en otros, el daño puede ser permanente o empeorar gradualmente con el tiempo.

Citas/Consultas