Qué hacer con el dolor de talón

Caminar, correr y saltar puede suponer una gran presión para los pies. Aunque los pies son resistentes y pueden soportar grandes cantidades de fuerza, la presión puede acumularse, y puede aparecer el dolor de talón.

Según la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos, correr provoca un impacto que triplica el peso de una persona.

Hay varios factores que pueden provocar dolor de talón, pero una de las causas más comunes es la fascitis plantar.

Este artículo explora los tratamientos y el ejercicio para ayudar a reducir el dolor de talón, así como las diferentes causas.

Tratamiento

Los tratamientos de autocuidado pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación relacionados con la fascitis plantar.

En algunos casos, una persona puede necesitar sólo un tratamiento casero para proporcionar todo el alivio necesario.

Los siguientes tratamientos de autocuidado pueden ayudar:

Opciones de tratamiento en casa

La fascitis plantar provoca una inflamación en el talón.

Existen los siguientes tratamientos para auto administrarse en casa:

  • Hielo: Aplicar hielo tres o cuatro veces al día durante unos 15 minutos cada vez. Aplicar el hielo directamente sobre la piel puede resultar incómodo. En su lugar, hay que envolver una bolsa de hielo en una toalla húmeda y colocarla en el talón.
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE): Los AINE también pueden ayudar a reducir las molestias y la inflamación. El ibuprofeno es un AINE que se puede comprar por Internet.
  • Ortesis: Las plantillas ortopédicas son soportes para los pies hechos a medida. Una persona los coloca en los zapatos. Los aparatos ortopédicos pueden sostener el arco del pie, lo que ayuda a distribuir uniformemente el peso que recae sobre el talón cuando una persona camina. Los soportes para el arco del pie se pueden comprar sin receta o por Internet, o un médico puede prescribirlos a medida.
  • Férula: Usar una férula por la noche también puede ayudar. La férula estira el arco y la pantorrilla, y puede disminuir las molestias.
  • Cambiar de actividad: También puede ser útil para las personas cambiar las actividades de alto impacto, como correr, por ejercicios que sean más fáciles para el talón. Entre las opciones de bajo impacto se encuentran la natación y los paseos.

Opciones de tratamiento médico

Aunque los tratamientos caseros pueden ser suficientes para disminuir el dolor de talón de la fascitis plantar, no siempre tienen el efecto deseado.

Si el tratamiento casero no tiene éxito, un médico podría recomendar tratamientos médicos adicionales, como:

  • Inyecciones de esteroides: Cuando el dolor de talón persiste, las inyecciones de esteroides son una opción. El médico inyecta un medicamento esteroide antiinflamatorio en el talón. Las inyecciones frecuentes de esteroides pueden debilitar la fascia, por lo que las inyecciones no pueden administrarse con demasiada frecuencia.
  • Cirugía: Este puede ser un posible último recurso. Hay varios procedimientos quirúrgicos diferentes para reducir el dolor de talón. Por ejemplo, un procedimiento llamado liberación de la fascia plantar consiste en cortar parcialmente la fascia para reducir la tensión del tejido.

ENCUESTA DE LOS LECTORESPor favor, responda a una rápida encuesta de 1 minuto

Ejercicios

Ciertos estiramientos pueden ayudar al dolor de talón.

La fascitis plantar puede alterar las rutinas de entrenamiento.

Seguir participando en ciertas actividades puede empeorar el dolor de talón, pero permanecer inactivo y evitar el ejercicio no es beneficioso.

El ejercicio sigue siendo posible cuando se trata de la fascitis plantar. La clave es evitar las actividades que ejercen mucha fuerza sobre el talón.

Las personas deben considerar actividades que no suelen implicar el impacto del talón, como el remo, la natación y el levantamiento de pesas.

Estiramientos para la fascitis plantar

Según la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos, ciertos estiramientos pueden ayudar a reducir el dolor de talón y prevenir la reaparición de la fascitis plantar.

Las personas que tienen dolor de fascitis plantar por la mañana podrían realizar los siguientes estiramientos nada más levantarse.

Estiramiento de la fascia sentado

    1. Siéntese con las piernas cruzadas en el extremo de la cama o en una silla.
    2. Colocar el pie afectado sobre la rodilla de la otra pierna.

Agarre el talón del pie dolorido con una mano y los dedos con la otra.

  • Tire suavemente de los dedos de los pies hacia arriba, al mismo tiempo que tira del talón. Doblar los dedos de los pies hacia arriba estira la fascia.
  • Doblar el tobillo hacia arriba estira el tendón de Aquiles, lo que puede ayudar a disminuir el dolor.

 

Mantén el estiramiento durante unos 10 segundos.

  • Relaja el pie y repite de 10 a 20 veces. Si le duelen los dos pies, repita el ejercicio con el otro pie.

 

Bombas de tobillo sentadas

    1. Sentado en una silla, mantener la pierna estirada y flexionar y extender en la articulación del tobillo.
    2. Este ejercicio estira tanto la fascia como el músculo de la pantorrilla.

Mantén el estiramiento durante 5 segundos y repite 10 veces en cada pie.

Estiramiento de pantorrilla de pie

    1. Apoyar las dos manos en una pared, mantener la pierna trasera recta y colocar el talón hacia abajo.
    2. Tirar de las caderas hacia delante, hacia la pared, hasta sentir el estiramiento en la parte posterior de la pierna.

Mantenga durante 10 segundos y repita varias veces.

Si le duele el talón de la pierna contraria, repita el estiramiento también en esa pierna.

Causas

La fascia plantar es un ligamento que pasa por debajo de las plantas de los pies. Conecta los huesos del talón con la parte delantera de los pies y también sostiene el arco.

La fascia sirve normalmente de amortiguador, pero la tensión repetida en el talón puede provocar pequeños desgarros en el tejido. Este daño en el tejido provoca una inflamación en la fascia conocida como fascitis plantar.

Las causas de la fascitis plantar son diversas. El ligamento puede inflamarse debido a la fuerza repetida de las actividades de alto impacto y los deportes que implican muchos saltos. El uso de tacones altos también puede suponer una carga para la fascia.

Tener un trabajo que requiera estar mucho tiempo de pie o caminando aumenta las posibilidades de desarrollar la afección. Las personas con pies planos también pueden ser más propensas a desarrollar fascitis plantar. Los pies planos pueden provocar una distribución desigual del peso cuando se camina, lo que añade tensión y presión a la fascia.

Espere en profundidad, respaldado por la ciencia toplines de nuestras mejores historias cada día. Entra y mantén tu curiosidad satisfecha.

Prevención

Elegir un calzado cómodo puede ayudar a reducir los síntomas del dolor de talón.

Los estiramientos pueden ser útiles para disminuir los síntomas de la fascitis plantar y también para prevenir su desarrollo. Además de los estiramientos, algunas medidas podrían ayudar a prevenir la fascitis plantar.

La gente puede empezar por usar el calzado adecuado. Evita los tacones altos, ya que pueden suponer una carga para el talón. Los zapatos con un tacón moderado y un soporte de arco resistente pueden ayudar.

Asegúrate de llevar siempre calzado y evita estar descalzo durante largos periodos de tiempo. La falta de apoyo podría provocar dolor en el talón.

El calzado deportivo proporciona un buen apoyo y amortigua los pies. Un estudio de 2011 sugiere que las zapatillas de correr o de atletismo deben ser reemplazadas cada 500 millas. Comience el ejercicio lentamente y aumente gradualmente la intensidad para prevenir la fascitis plantar.

Síntomas

El síntoma más común de la fascitis plantar es el dolor en el talón y a veces en el arco del pie.

El dolor suele comenzar de forma leve, y las personas suelen sentirlo al levantarse de la cama por la mañana, así como después de estar sentados durante mucho tiempo. Aunque los niveles de dolor pueden variar, las molestias suelen disminuir después de caminar un rato.

El dolor de la fascitis plantar puede durar mucho tiempo, y pueden surgir complicaciones. La inflamación continuada de la fascia puede conducir al desarrollo de tejido cicatricial. Esto puede hacer que la afección sea más difícil de tratar.

La fascitis plantar también puede causar dolor en otras partes del cuerpo. Por ejemplo, cuando alguien tiene dolor en el talón, puede ajustar su forma de caminar sin darse cuenta.

Los problemas de rodilla, cadera y espalda pueden desarrollarse debido a los cambios en los movimientos del cuerpo.

P:

¿Pueden los ejercicios y estiramientos ayudar a curar la fascitis plantar?

R:

Sí. Se ha demostrado que los estiramientos específicos para la fascia plantar mejoran los síntomas a largo plazo.

Los ejercicios que fortalecen los músculos estabilizadores del pie alivian la fascia plantar de la presión y pueden acelerar el tiempo de curación.

Gregory Minnis, DPTAnswers representan las opiniones de nuestros expertos médicos. Todo el contenido es estrictamente informativo y no debe ser considerado como un consejo médico.

Citas/Consultas