Remojos de pies DIY para la piel seca, el dolor, la relajación y más

El baño de pies es una forma económica de aliviar los pies en casa. Un baño de pies puede ayudar a tratar los músculos doloridos y la piel seca, al tiempo que puede promover la relajación.

Este artículo explora los beneficios potenciales de los baños de pies, cómo prepararlos en casa y seis recetas para aliviar síntomas como el dolor, la sequedad y otros.

Aunque las investigaciones sugieren que los aceites esenciales pueden tener algunos beneficios para la salud, es importante recordar que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) no controla ni regula la pureza o la calidad de los mismos. Una persona debe hablar con su proveedor de atención médica antes de usar aceites esenciales, y debe asegurarse de investigar la calidad de los productos de una marca. Siempre hay que hacer una prueba de parche antes de probar un nuevo aceite esencial.

Beneficios de un baño de pies

Dependiendo de los ingredientes, un remojo de pies puede tener varios beneficios. La gente utiliza los baños de pies para:

  • aliviar los músculos doloridos
  • hidratar la piel seca
  • ayudar a la relajación

Los baños de pies también son baratos y fáciles, ya que la gente suele tener el equipo necesario en casa.

Preparación

Las personas pueden utilizar los mismos suministros y la misma preparación para cada uno de los baños de pies en este artículo. Antes de comenzar, una persona necesita:

    • un baño de pies o una palangana lo suficientemente grande como para sumergir ambos pies
    • agua caliente entre 33-37,7°C

toallas limpias

Para la puesta en marcha, coloca la bañera o la palangana sobre una superficie antideslizante y añade agua suficiente para sumergir ambos pies por encima del tobillo. A continuación, prepara los ingredientes adicionales.

Remojo de pies para pieles secas

Un pequeño ensayo de 2017 sugiere que el aceite de baño puede mejorar la función de barrera de la piel en personas con piel ligeramente seca. Como tal, aquellos con piel seca en los pies pueden beneficiarse de la adición de aceite a su remojo de pies.

Este sencillo remedio es adecuado para las personas con piel sensible y eczema.

Ingredientes

  • varias cucharadas de aceite, como el de jojoba o el de coco
  • harina de avena coloidal, opcional

Instrucciones

  1. añadir los ingredientes al agua y remover
  2. remojar los pies durante 10-15 minutos
  3. secar con una toalla

La persona puede aplicar después una crema hidratante a base de aceite. La Academia Americana de Dermatología recomienda utilizar cremas hidratantes sin fragancia que contengan ingredientes como:

  • aceite de jojoba
  • glicerina
  • ácido láctico
  • ácido hialurónico
  • lanolina
  • manteca de karité

Para permitir que los ingredientes hidratantes sellen la humedad, usa un par de calcetines de algodón.

Remojo de pies para los pies doloridos

Un baño de pies con agua caliente puede ser suficiente para aliviar los pies cansados y doloridos. Algunos también creen que añadir sales de baño de Epsom puede ayudar con los dolores musculares. Las sales de Epsom contienen magnesio, y una deficiencia de magnesio puede provocar calambres musculares.

Una revisión de 2017 señala que actualmente no hay pruebas sólidas de que la piel absorba una cantidad significativa de magnesio al bañarse. Sin embargo, algunos estudios sugieren que la piel puede absorber pequeñas cantidades, por lo que las personas pueden sentir algún beneficio de los baños de pies con sal de Epsom.

Ingredientes

  • 12 taza de sal de Epsom
  • 3-6 gotas de aceite esencial, si se desea
  • 1 cucharada de aceite portador, si se añaden aceites esenciales

Instrucciones

  1. añadir la sal de Epsom al baño de pies y remover para que se disuelva
  2. si se utilizan aceites esenciales, mezclarlos con un aceite portador en un recipiente aparte
  3. añadir la mezcla de aceites esenciales al agua
  4. remojar los pies durante 20 minutos
  5. secar con una toalla

La persona también puede desear masajear sus pies durante este remojo de pies. Pueden añadir canicas al fondo de la palangana y aplicar una suave presión, o utilizar aceites para masajear los pies con la mano cuando estén secos.

ENCUESTA DE LOS LECTORESPor favor, responda a una encuesta rápida de 1 minuto

Remojo de pies para la picazón

La Asociación Nacional de Eczema recomienda el siguiente baño para el picor de la piel. Esto puede aliviar los síntomas para las personas que generalmente tienen picazón en los pies o eczema.

Ingredientes

  • agua tibia, no caliente
  • 14 tazas de bicarbonato de sodio
  • harina de avena coloidal, opcional

Instrucciones

    1. llenar el recipiente con agua tibia y añadir los ingredientes
    2. remover hasta que el bicarbonato se disuelva
    3. sumergir los pies y dejarlos en remojo durante 10-15 minutos
    4. secar los pies con una toalla limpia

aplicar una crema hidratante a base de aceite y dejar que se absorba

No frote ni restriegue la piel durante el baño de pies, y evite utilizar jabón o limpiadores fuertes.

Remojo de pies para exfoliación

El remojo de los pies en agua puede ayudar a suavizar la piel, facilitando la exfoliación de las células muertas con un exfoliante, una piedra pómez o una lima para pies.

Ingredientes

    • 1 taza de vinagre de sidra de manzana (ACV)
    • 12 taza de sal marina, sal de Epsom o azúcar

aceite portador, como el de jojoba

Instrucciones

    1. añadir el ACV al agua y remover
    2. mezclar a partes iguales la sal y el aceite en un bol y reservar
    3. remojar los pies durante 5-10 minutos
    4. utilizar la mezcla de sal para fregar los pies, o utilizar una piedra pómez o una lima para pies

aclarar los pies con agua fresca y secarlos con una toalla

Espere titulares en profundidad, con respaldo científico, de nuestras mejores historias cada día. Entra y mantén tu curiosidad satisfecha.

Remojo de pies para la relajación

Algunas personas utilizan los baños de pies como una oportunidad para relajarse, y ciertos aceites esenciales pueden potenciar este efecto. Según una revisión de 2015, el geranio, la manzanilla romana y la lavanda tienen vínculos con la relajación.

Ingredientes

  • 12 taza de sal de Epsom
  • 3-6 gotas de aceite esencial, como lavanda, manzanilla o geranio
  • 1 cucharada de aceite portador, como el aceite de jojoba

Instrucciones

    1. añadir la sal de Epsom al baño de pies y remover para que se disuelva
    2. mezclar el aceite portador y los aceites esenciales en un bol
    3. añadir la mezcla de aceites esenciales al baño de pies

empapar los pies

Remojo de pies antifúngico

Varios ingredientes de los tratamientos cutáneos de bricolaje también son antifúngicos. Por ejemplo, un estudio de laboratorio de 2012 sugiere que el bicarbonato de sodio puede ser eficaz contra muchas especies de hongos.

Además, un estudio de laboratorio de 2013 descubrió que el aceite de árbol de té reducía el crecimiento de Trichophyton rubrum , un hongo que puede causar infecciones en las uñas.

Sin embargo, al tratarse de estudios de laboratorio, no demuestran que estos ingredientes puedan tratar o curar las infecciones por hongos en las personas. Sin embargo, una persona puede descubrir que desalientan el crecimiento de los hongos.

Ingredientes

  • 4 gotas de aceite de árbol de té
  • 2 gotas de aceite esencial de limón
  • 1 cucharada de aceite portador, como el de jojoba
  • 14 taza de bicarbonato de sodio

Instrucciones

  1. mezclar el aceite portador con el aceite esencial en un bol
  2. añadir todos los ingredientes al baño de pies
  3. remojar los pies durante 15 minutos
  4. secar con una toalla limpia y asegurarse de que los pies están completamente secos antes de ponerse los calcetines o los zapatos

Este baño de pies no sustituye a los tratamientos médicos para las infecciones por hongos. Si una persona tiene síntomas de infección por hongos en las uñas o en la piel de los pies, debe hablar con un médico.

Consejos de seguridad

Las personas deben tomar algunas precauciones para asegurarse de que el baño de pies es seguro y no agrava los síntomas. Es una buena idea comprobarlo:

  • La sensibilidad de la piel: Algunas personas pueden reaccionar a ciertos ingredientes de los baños de pies, como los aceites esenciales. Realiza siempre una prueba de parche para comprobar que los ingredientes son adecuados antes de sumergir los pies.
  • Temperatura del agua: Compruebe la temperatura del agua antes de sumergir los pies en la cuenca. Una persona puede hacerlo con un termómetro.
  • Heridas abiertas: Si alguien tiene cortes, raspaduras o piel rota en los pies, debe hablar con un médico antes de usar los remojos para los pies.
  • Seguridad de los aceites esenciales: No añadas aceites esenciales puros al agua sin diluirlos antes en un aceite portador. Los aceites esenciales sin diluir son potentes y pueden quemar la piel.

Al exfoliar los pies, no intente eliminar la piel muerta o seca con una cuchilla. Aunque los profesionales médicos pueden realizar procedimientos similares, no es seguro hacerlo en casa.

Si una persona experimenta reacciones adversas durante el remojo de los pies, debe sacar los pies de la palangana y enjuagarlos en una ducha o baño para eliminar cualquier residuo de los ingredientes. Si los síntomas persisten o se agravan, busque la ayuda de un médico.

Conclusiones

Un baño de pies hecho a mano puede ayudar a alguien a relajarse y a aliviar los músculos cansados o doloridos. Puede ser una forma fácil de cuidar los pies en casa, y también puede ayudar con condiciones como la piel seca.

Los baños de pies caseros no deben sustituir a los tratamientos médicos. Si una persona tiene picazón persistente, piel agrietada o signos de infección en los pies, debe hablar con un médico.